¿En qué página estarán esas vainas, carajo…?